El veredicto de un jurado, ‘twitteado’

Durante la deliberación de un jurado sobre un caso contra la empresa Stoam Holdings, un miembro del jurado se dedicó supuestamente a enviar ocho mensajes a la red de ‘microblogging’. Ahora, la empresa recurre la sentencia y ha demandado al jurado por estas acciones, informa The Telegraph.

Stoam Holdings recurren los casi 10 millones de euros del veredicto.

Drew Ledbetter, abogado de la empresa demandante, sostiene que el jurado “estaba predispuesto a emitir un veredicto que pueda impresionar a la audiencia”.

El jurado, por su parte, niega cualquier hecho ilícito e insiste en que todos los mensajes se enviaron a Twitter después de hecha la sentencia. En otro mensaje señalaba: “Twitter me metió en este lío. Quizá me pueda sacar. ¿Necesito un abogado?”.

David Pogue y Twitter

Por otro lado, David Pogue, el popular periodista especializado en información tecnológica del New York Times, ha tenido su particular incidente en la red social.

Mientras probaba el nuevo servicio de Google, Voice, que también manda mensajes, decidió que quería ver los resultados inmediantamente, y para ello decidió “aprovechar su Twitter”.

Quiso enviar un mensaje directo a un amigo, para lo cual hay que introducir una ‘D’ al inicio del mismo, y en ese mensaje indicaba su número de teléfono. Cuál fue la sorpresa al darse cuenta que no había puesto tal ‘D’ en el mensaje y que su número particular estaba disponible para los 21.000 seguidores que el periodista tiene en la red.

Cuando se dio cuenta del error, rápidamente explicó el error y pidió que nadie le llamara a ese número. Más sorprendente es que nadie lo hizo. Sólo recibió seis respuestas a ese mensaje, de las cuales cinco eran amables con el ‘pequeño’ error de Pogue.

Enrique Dans también fue ‘hackeado’

Otro personaje bastante conocido en el mundo de la tecnología, Enrique Dans, sufrió de un ‘hackeo ético’ por parte del blog de seguridad informática, Security By Default.

Infiltraron un mensaje “inofensivo” en la cuenta de Twitter de Dans para comprobar lo fácil que es introducir mensajes desde el móvil e inmediatamente, cuentan, le enviaron un correo electrónico para informarle de lo que habían hecho y de sus “fines éticos”.

La cuestión fue que Security By Default utilizó un servicio de mensajes de texto enviados desde Internet pero asociados a un número de móvil, que venía publicado en el propio perfil de Twitter de Dans.

FUENTE
:http://www.elmundo.es/elmundo/2009/03/16/navegante/1237199275.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: